Metodología para la virtualización de contenidos académicos en la USB

Una de las etapas medulares de un proyecto de Educación a Distancia es la referida a la virtualización de los contenidos que están presentes en cada uno de los programas curriculares de las Carreras. Una vez que han sido debidamente desarrollados los contenidos académicos por parte de las Coordinaciones de estudio y validados por el Decanato que corresponde, estos deben primeramente transformarse en recursos digitales de aprendizaje para luego estructurarse pedagógicamente en alguna plataforma de gestión del aprendizaje (LMS). Estas estructuras en línea muestran las secuencias pedagógicas de las actividades y recursos de aprendizaje creados para el logro de los objetivos. Así que, todo lo que se refiere a la conceptualización instruccional, diseño y desarrollo de recursos digitales de aprendizaje y su correspondiente estructuración pedagógica en línea, es decir, la parte operativa de la virtualización, deberá ser desarrollado por una unidad que no solamente cuente con los recursos tecnológicos y humanos debidamente capacitados para desarrollar cada uno de los procesos, sino que deberá hacerse de metodologías validadas que le permitan sistematizarlos y optimizarlos.

En este sentido y para atender los requerimientos antes descritos, la Universidad Simón Bolívar adelanta el proyecto de Educación a Distancia solicitando el apoyo de la Dirección de Servicios Multimedia. Esta Dirección es una unidad operativa adscrita a la Secretaria y se encarga de la administración, mantenimiento y aprovechamiento de las tecnologías multimedia disponibles para apoyar los programas de docencia, investigación y extensión. A partir de nuestro plan de intervención, la Dirección de Servicios Multimedia podrá apoyar en la etapa de virtualización a partir de una metodología validada que le permita operacionalizar cada uno de los procesos requeridos.

Para darle forma a la propuesta metodológica se han establecido tres fases de desarrollo. Una primera fase en la que deberán identificarse los elementos que están presentes en un proceso de virtualización. Una segunda fase en la que, una vez identificados los elementos presentes en el proceso, pueda estructurarse una secuencia de pasos que nos permita desarrollar una metodología para la virtualización. Finalmente una tercera fase en la que pueda operacionalizarse y validarse la metodología propuesta a partir de su implementación en la Dirección de Servicios Multimedia.

Ver Metodología

 

Distribuir contenido